El rincón de los Adosados

Los cuadros de Concha Mayordomo
(amiga; sus cuadros están al final de esta página)

Exposición "Un vestido, dos vivencias" en el Museo del Traje (17.10.2007-27.01.2008) ¡Nuevo!

Concha Mayordomo ya tiene su propia web (nueva): haz clic aquí y la verás

Exposición de los Urbanitas en Arévalo en mayo de 2003. Anuncio

Concha expone en Mérida los días 17 al 31 de marzo de 2003.
(Sala de Exposiciones, Plaza de Santo Domingo, s/n).
Si quieres leer la crítica de la exposición en "El punto de las artes", haz clic aquí. Luis Mayo escribe sobre ella, en el catálogo de la exposición, lo siguiente.

"Los cazadores del Neolítico persiguen manadas de herbívoros sobre la pared de la gruta: figuras delgadas portando objetos que no conseguimos nombrar: tal vez lanzas o bastones. Estas siluetas se agrupan en bandas sobre la roca, o se separan del resto por parejas, casi nunca como cazadores solitarios. Su contorno neto nos hace imaginar el movimiento de sus piernas mientras corren tras sus presas. Todo sucede sobre la pared de la gruta: aquí están los animales, gacelas como grecas pintadas con el trazo de aquel que afila las piedras hasta convertirlas en flechas para cazarlas, bóvidos tan grandes, tan detallados, que parecen mapas recorridos por sus perseguidores. Los cazadores pintores se autorretratan como sombras que vagan por la piel de los animales que se quieren comer. En la roca que sirve de soporte la horda humana se enfrenta a la horda animal. ¿Cuál es el sonido de esta lucha? ¿Qué oímos entre tanta carreta, entre las hierbas que se quiebran a cada paso? Estamos intentando imaginar las palabras que acompañan las lanzas y las estrategias de caza; si dejamos que acaben la matanza y celebren el reparto, si les dejamos que coman ¿Oiremos el crepitar del fuego? ¿Oiremos palabras que diferencian afectos? Concha Mayordomo ha tomado como punto de partida para su instalación una pintura rupestre, ha separado cazadores y presas en dos imágenes independientes. La luz separa y une estas dos hordas, y en ese juego de superponerse y separarse nos hace pensar en lo que tienen en común la manada animal y la sociedad humana. La organización social, el parentesco, la palabra, las estrategias de caza y el mundo de los objetos separan a nuestros antepasados de esa caterva de herbívoros que siente el pánico como nosotros. Parecidos a los animales en el calor emocional, en los sentimientos mutuos, en las jerarquías de la manada; distintos de los animales por nuestras convenciones arbitrarias, nuestras palabras, nuestros símbolos. Concha Mayordomo nos conduce al descubrimiento del piso subterráneo de esta magnífica sala de exposiciones: se trata de un yacimiento romano, una calzada conservada bajo el moderno edificio, con los restos de columnas de edificios principales y la arcada de la infraestructura de la Mérida romana. La artista convierte ahora los muros romanos en soporte para la cueva neolítica que su obra reproduce, convierte un muro de hace dos mil años en el soporte nuevo para un muro que se pierde en el tiempo. La vida cotidiana de la provincia imperial que comenzábamos a imaginar se detiene ante la luz de la instalación que nos exige un salto más atrás o más dentro. La música de Jaime Munárriz (integrante de Los Monaguillosh, de Destroy Mercedes, de Triquinoise, ahora de Druhb) crea el paisaje sonoro. En este fragmento de ciudad romana la luz nos conduce a la edad de piedra y la música a la galaxia electrónica: la sangre humana es el hilo conductor que hace que el conjunto armonice y nos interrogue. El movimiento de la luz sobre el muro nos pone en el lugar de los cazadores neolíticos, de nuevo Concha Mayordomo nos mueve a la reflexión mediante el contagio emotivo que provocan sus imágenes en movimiento: en el carrusel, obra anterior de la misma autora, el movimiento nos hacía pensar en la construcción de la propia identidad, en nuestro trabajo como actores de la vida cotidiana, en el discurso fragmentado y a menudo inconexo que componen nuestra biografía y nuestro aspecto físico. Como en el carrusel, en esta obra una imagen primordial nos llama a una reflexión de calado a la que llegamos no por un planteamiento teórico y frío, no a partir de citas distantes, sino mediante una imagen atractiva que nos invita a mirarnos en los otros como en un espejo. Así sucedía ante los cuerpos fragmentados y recombinados del carrusel, así sucede ante estos cazadores que frente a los animales que serán su sustento se nos presentan como un antiguo reflejo nuestro, como la primera aparición del grupo social que componemos. Pero ¿Cómo hemos llegado hasta esta sima en la que las edades de la humanidad se superponen unas sobre las otras a través de la mirada de Concha Mayordomo? ¿De dónde proceden estas escaleras descendentes que nos han conducido a este lugar tan intenso? Estos peldaños parten de la sala de exposiciones luminosa y contemporánea en la que la autora nos ha mostrado previamente una serie de cuadros sobre el tiempo y la cultura. Antes de hacernos participar de su mundo como protagonistas que se ven envueltos en un contexto artístico, Concha Mayordomo nos ha propuesto sus dudas y pasiones en unas pinturas en los que la materia y el color son estratos que se superponen como los de un yacimiento paleontológico Después de admirar las pinturas de Concha Mayordomo bajamos a participar de su instalación; la artista espera provocar en el espectador un primer instante de miedo (mezcla de sorpresa y desorientación que se acrecientan a medida que baja la escalera que conduce hacia la obra) para después hacerle partícipe del placer y el asombro que produce mirarnos en un espejo. Eso son los cazadores neolíticos del muro romano, reflejos en los que me reconozco".

 

Concha Mayordomo está estudiando Bellas Artes en Madrid. Pertenece a un grupo que se llama LOS URBANITAS (haz clic aquí y aquí para ver su obra conjunta). Sobre ellos escribe María Jesús Abad Tejerina (Artista plástico visual, investigadora en Bellas Artes) y, en concreto, sobre Concha dice lo siguiente:

<<Concha Mayordomo es un poeta visual, nos asoma a lo más profundo del ser humano, como disculpa habla del subsuelo, de energía, de historias de búsquedas y encuentros, de sus filias y sus fobias, con la sutileza del poeta. Dice:" Me puse a excavar en el suelo con tanto ahínco que llegué a un lugar poco accesible, eran estratos: el primero me habló de la historia impregnada de sangre y cultura, el legado de nuestros antepasados reside allí y genera una especie de energía que ha encontrado camino hasta nosotros. En el segundo estrato me encontré con las anteriores civilizaciones. Y en el tercero con la tierra misma. En ese andar también me encontré con un río subterráneo que transporta los sueños y las ilusiones".>>

Nuevos (junio 2005)

Jardín (1)

Ángel azul


Huella


Jardín (2)







Paisaje en ocre

Paisaje herido

 

Serie SUBSUELOS (2001)
1


LA TIERRA
100 x 81.
Soporte de madera, DM reforzado.
Técnica mixta.
2001
2


LAS CIVILIZACIONES
100 x 81.
Soporte de madera, DM reforzado.
Técnica mixta.
2001
3


LA HISTORIA
55 x 63
Soporte de madera, DM reforzado.
Técnica mixta.
2001
4


EL RÍO SUBTERRÁNEO
70 x 50
Soporte de madera.
Técnica mixta.
2001

5




LA ENERGÍA

Pincha en cada foto para ver el cuadro más grande

Serie MATERIA (2002)
La pintora dice de esta serie:
"De la serie LA MATERIA, te cuento que corresponde a la investigación que, sobre precisamente el poder expresivo de la materia, he realizado este año. La utilización de nuevos materiales (gomas, lacas, resinas, aceites, pigmentos puros, etc.) lejos de los tradicionales, y su peculiaridad ante distintos soportes, fueron el denominador común de esta serie. El resultado lo tienes ante tus ojos, siempre existe un fondo, o última intención figurativa, pero que carece de interés ante todo lo que las texturas sugieren. Por otro lado, te comentaría que son obras casi en relieve ya que las luces, y más aun las sombras, son las que juegan un papel intencionadamente decisivo en su combinación con las diferentes texturas
."


VUELA

50 x 71
Técnica mixta sobre cartón


BOSQUE
21 x 25
Técnica mixta sobre DM

PAISAJE ROMÁNTICO
38 x 46
Técnica mixta sobre lienzo

DOS MUNDOS
100 x 81
Técnica mixta sobre DM

NILO
21 x 25
Técnica mixta sobre DM

FIGURA1 (díptico)
21 x 25 cada tabla
Técnica mixta sobre madera


ESPALDA
100 x 70
Técnica mixta sobre cartón


REACCIÓN 2000
31 x 25 cm.
Técnica mixta sobre madera
¡Nuevo!

Pincha en cada foto para ver el cuadro más grande

Serie HOMENAJES
La pintora dice de esta serie:
"En esta ocasión traté de rendir un sencillíiiiiiiiiiiiisimo, pero sentido, homenaje a esos artistas que de una forma muy latente me ayudan día a día a seguir evolucionando."

IBARROLA
La piedra- Costa vasca
Técnica mixta sobre DM
30 x 30

LUCIO MUÑOZ
La madera- El viaje
Técnica mixta sobre DM
30 x 30

MANOLO MILLARES
La tela- Semana Santa
Técnica mixta sobre DM
30 x 30

EDWARD HOPPER
La luz.- Soledad
Óleo sobre lienzo
100 x 81

Pincha en cada foto para ver el cuadro más grande

Serie FLORA

Pincha en cada foto para ver el cuadro más grande

 


 
Fluido


Agosto

Pincha en cada foto para ver el cuadro más grande

© 1999-2002 Concha Mayordomo

Todos los derechos reservados. No se permite
la copia o reproducción total o parcial
de los cuadros que se muestran,